4 apretones de manos y un cliente para toda la vida

02/08/2017 - 5 Minutos de lectura

El apretón de manos es uno de los gestos de socialización más antiguos de la humanidad. Existen muchos tipos, pero la finalidad de todos ellos es siempre la misma: saludar, despedir o zanjar un acuerdo entre dos o más personas.

¿Qué ocurriría si durante todo un año le dieses todos los días un apretón de manos a uno de tus clientes? Poco a poco la relación se iría estrechando hasta tal punto que, a final de año, el apretón de manos se transformaría en un abrazo. Con este ejemplo queremos que visualices lo importante que es trabajar diariamente en la relación con tu cliente, pues las relaciones a largo plazo no son algo que surja de la noche a la mañana; sino que son fruto de un largo proceso de trabajo.

Veamos cuál es el proceso y qué tipos de respuesta debemos generar en el cliente para construir una relación sólida y duradera.

1. Saluda a tu cliente
relacion-cliente-redes-socialesExtiende tu brazo y ofrece al consumidor una bienvenida. En este momento lo importante es generar un interés del cliente hacia tu marca. Para ello, escucha a tu audiencia, crea un perfil de sus gustos e intereses y envíales un mensaje personalizado. Tras el apretón de manos, es importante que les ofrezcas conversación.

Según un estudio elaborado por Affinion, en colaboración con la Universidad Oxford Brookes, sobre la fidelización y customer engagement; el 73 % de los consumidores considera que los productos y servicios que ofrece la empresa deben ser interesantes para ellos.

2. Cuéntale qué estás haciendo
Ahora que ya ha aceptado tu invitación para conectar, inicia un diálogo con él. Cuéntale cuál es el valor añadido de tu marca y demuéstraselo con hechos. Según el estudio de Affinion y Oxford Brookes, los principales motivos por los que los consumidores eligen una marca u otra son:

  • Reputación positiva de la empresa
  • Gama de productos
  • Las transacciones seguras
  • Algún amigo o familiar es cliente

Las redes sociales constituyen una plataforma idónea para generar confianza y estrechar la relación entre tu marca y el consumidor. Aprovecha este canal para ofrecer un servicio impecable de atención al cliente, interactúa con los usuarios para crear lazos de unión y pregúntales cómo puedes seguir mejorando para que estén satisfechos con tu producto o servicio.

3. Cuida a tu cliente
relacion-cliente-social-mediaZanjar un acuerdo con un apretón de manos indica que la venta se ha realizado con éxito, pero no asegura que el cliente, en un futuro, vuelva a llamar a tu puerta. Si quieres fidelizar al consumidor, cuídalo y dale todos los mimos que sean necesarios. Al igual que en la mayoría de las relaciones de pareja, cuando ambas partes se encuentran en el mismo nivel, la emoción se antepone a la razón, lo que conlleva una relación más sólida y que tu cliente recomiende tu marca a otros consumidores.

4. No le dejes escapar
Según un estudio de la agencia ICLP, el 97% de los consumidores se plantea la posibilidad de ser infieles a sus retailers favoritos. Una cifra demasiada alta, ¿verdad? Por ello, cuando tu cliente dude sobre la calidad de experiencia y la satisfacción que le ofrece tu marca deberás estar atento para reforzar vuestra relación.
Puedes ofrecerle un apretón de manos del tipo: “te escucho, cuéntame en qué puedo ayudarte”.

A lo largo de nuestra vida realizamos una media de 15.000 apretones de manos, este gesto, para aquellas personas que poseen experiencia puede transmitirle la información necesaria para conocer, grandes rasgos de la otra persona como: el grado de confianza en sí mismo, su poder o agresividad. ¿Qué te parece si trasladamos el efecto apretón de manos a las redes sociales?